Crónico | Cara de Perro

Crónico

Vecinos

Daniel Escolar

Tará, rarírararará. Qué lindo suena ese piano. Se escucha tan bien. Por el piso se escucha. Estos mosaicos tan fríos. ¿Qué hora será? El reloj. Marita, ¿dónde está el reloj? Sí, eso, el teléfono. No me acuerdo de nada. Mañana le voy decir a Marita que pague la cuenta de gas que está arriba de la heladera, ¿por qué la pondrá tan alto? Qué fuerte es esa luz. Cómo me cuesta respirar. ¿Me habré roto algo? Debe ser la posición. La pierna. Qué fea se ve. Dios mío, ayudame. No pienses, no pienses, no pienses. Cuánta mugre tiene este piso; claro, yo nunca lo veo acá abajo. Deme plata señora y voy a comprar. ¡No!, vos no limpiás nada, tenés toda la... CONTINUAR LEYENDO

Sanata sobre El bombón asesino de Los Palmeras

Daniel Tevini

Sanateos

[Fidel Pintos, durante la Década Infame, inventó la sanata: una especie de verseo, o chamuyo, alrededor de un tema prestado.]

 

Ella se agita, toda la noche mueve la cinturita. Vos y yo. ¿Entendés? Nada más. Que acá no hay bombón, ni sarao. A la entrada del teatro. En el hall. El meneo la levanta todita. Dábamos vueltas y vueltas. Dos machos, nomás, que llevan un buen tiempo juntos. Dos varones, si querés, que tenían garche. Y pa' colmo usa pollera cortita. Eso tampoco. Las cosas por su nombre: dos putos. Yo gambeteaba entre amigos, el... CONTINUAR LEYENDO

Argentinidad

NegroFiero

 

El 5 de marzo del 2022 cumpliré exactamente veinte años desde que subí a un avión de Iberia para no volver a residir en Argentina. Pensar que en el secundario solía criticar a los que fantaseaban, allá por el 90 y 91, en emigrar. Pensar que me sentí lleno de orgullo cuando, en 1994, me tocó ser el primer soldado de la Fuerza Aérea Argentina en rendir honores en el Monumento a los caídos en Malvinas. Sin embargo, emigré en 2002 y, desde entonces, me encontré con el hecho de tener que construir argentinidad en soledad y distancia.

Dos décadas después sigo luchando en esa construcción, pero en el transcurso de esos años pude... CONTINUAR LEYENDO

Azul Marte, rojo Tierra

Bob Chow

 

Esperando en el Uber

bajo el cedro bicentenario

la fiesta de los bajoneados.

Te dejé insatisfecha

esperando lo sobrehumano

fuego es tu cama desecha

azul mi río marciano.

 

Vengo muriendo hace unos veintipico de años y no voy a acelerar el proceso, en particular, por el amor incondicional a mis hijos. No sé qué error debieran cometer para que los castigue con una distancia militar, ni hablar de una irreversible. La disolución eterna tampoco se me antoja el peor de los escenarios; unas insufribles... CONTINUAR LEYENDO

Sanateos

Daniel Tevini

 

[Fidel Pintos, durante la Década Infame, inventó la sanata: una especie de verseo, o chamuyo, alrededor de un tema prestado.]

 

Sanata sobre “Verde que te quiero verde”, de F. García Lorca.

 

Verde que te quiero verde. Nada le sucede a la tarde, nada. Lo que se ofrenda en las siestas. Verde viento. Verde ramas. Vuelven al verdor las enramadas. Se insinúa una tormenta. El siseo de las hojas en la lluvia. Las gotas se suceden rechinantes. Chin, chin, chin. Chinchines. Cantan miles de chinchines. Insectos en mi cabeza, con ojos de fría... CONTINUAR LEYENDO

Campo minado

Ulises Martino

 

Es sábado. Una linda mañana de sol. Brenda está en la cocina interactuando con su celular. Desde el lunes que discutimos nadie emitió palabra. Antes de ese lunes tampoco abundaba el diálogo. Pongo a calentar la pava. Me interpela tanto silencio, como si la quietud fuera un movimiento tenso. Como si ella estuviera por hablarme y no supiera cómo empezar. “Va a dejarme”, es lo que pienso.  “Que está buscando y no encuentra las palabras precisas”.

Lo único que me puede salvar es que con las mujeres nunca se sabe.

Paso de la cocina al comedor con la excusa de un cigarrillo. Vuelvo. Apoyo el atado en la mesada.... CONTINUAR LEYENDO

Los Peces

Daniel Escolar

 

 

Pasábamos los veranos a bordo del barco en el puerto de Piriápolis. Nos recibía el Chicharra desde el muelle indicándonos con los brazos abiertos los lugares libres para amarrar como un señalero guiando un Jumbo entre cañas de pescadores y familias con canastos, y cada movimiento de los brazos lo acompañaba con un salto y una carcajada; “el hombre más feliz del mundo”, decía mi hijo Juan que para entonces tenía unos quince años. El Chicharra vivía en el puerto y siempre estaba feliz y con ganas de hablar, navegante de muelles y borracho de profesión nadie sabía qué comía, dónde dormía ni quién era. Cuando por fin... CONTINUAR LEYENDO

Levantar la voz

NegroFiero

¡Menudo revuelo armó el anterior escrito “Celebraciones” en la red! Todo por mencionar a Julio Argentino Roca y señalarlo como el que llevó el timón en el primer tramo del proceso que consideré resumido con la frase usada en su campaña, “Paz y administración”. La verdad es que los argentinos somos así, no hay manera de que veamos en tonos grises y, según quien opine, Roca fue un genocida o fue el mayor estadista de nuestra historia.

Cuando se revisa el pasado, y no estoy hablando de “revisionismo” sino simplemente de volver a echar una mirada a la historia para profundizar un poco el propio conocimiento, se corre el riesgo de... CONTINUAR LEYENDO

San Benito

Rodrigo Peralta

 

Están en la casa de la Lucre. Es domingo y la mesa está puesta para tres, más un platito para el Jony. La Mami hizo ravioles, caseros, de espinaca. Marcos está en cueros, sentado a la mesa. Lucre con el hijo a upa, le da la teta. Una olla hierve sobre la cocina.

—Che, vos, inútil, ¿por qué no te vestís de una vez?

—Ya voy, ya voy. Aguantá que estoy jugando con los pibes.

—Dale, tarado, todo el día ahí flasheando, te vas a mierdear los ojos.

—Qué hincha que estás… ¿te vino?

—¡Marcos! Decí que estoy con el nene, eh… sino, te bajaba los dientes.

—No te calentés, che. Ahí terminé... CONTINUAR LEYENDO

Refrigerator

Bob Chow

En otro lugar, hicimos la atrevida sugerencia de que no se puede responder bien la pregunta qué hacer, si no se sabe qué hay (i.e., ¿qué es lo real?). Fueron muchas las tardes en las cuales no supe qué hacer y, en una de ellas, puse una TV dentro de la heladera. Y a unos insectos con gran trayectoria en la Tierra, les coloqué unos chips. Destapé sus peceras y varias docenas de artrópodos híbridos de seis patas entraron en un estado de deriva —aunque monitoreados mediante chips de última generación— en el cual emigraron hacia horizontes más complacientes. Ahora bien, la heladera a la deriva, es algo que me gustaría llamar... CONTINUAR LEYENDO

Pages

newsletter

suscribite

DEJANOS TU EMAIL Y RECIBÍ LAS NOVEDADES