El Cuento | Cara de Perro

El Cuento

Mecanismo de escape

Por Sebastián Martinez

Desde una semana antes, tal vez un poco más, mi vieja era puro nervio. El ambiente en casa se iba poniendo cada vez más espeso a medida que se acercaba el 24. Los preparativos arrancaban antes de tiempo, exageradamente antes de tiempo. Como si fuésemos a recibir a una multitud.

Mi vieja se despertaba con una expresión severa y la mantenía durante todo el día. Destilaba fastidio, escupía frases cargadas de bronca. No sabíamos bien a quién iban destinadas; Rafa y yo nos llevábamos la mayor parte sólo por estar ahí.

Mi viejo era profesor de tenis en esa época, aunque siempre fue de inventarse oficios. Trabajó años en una relojería; se le daba bien la precisión, lo meticuloso. Pero desde la irrupción de Vilas lo... CONTINUAR LEYENDO

Las reglas del juego

Por Oscar Bracamonte

     Para medir un lote hay que ir armando triángulos en el terreno, clavar jalones en las esquinas y calcular los ángulos con el teodolito. Después se miden los lados con la cinta métrica y por operaciones matemáticas se precisa la superficie. Papá y el tío Julio eran ingenieros y cada tanto tenían que hacer una mensura. Esa vez era en un loteo nuevo, más allá de la cancha de Peñarol, en Argüello. Habíamos andado antes por ahí, demarcando unos lotes. Cada vez que pasábamos por atrás de la tribuna, mi papá decía que era el presidente del club, y se reía. La verdad era que le habían dado un carné de “Presidente Honorario” por hacer los planos gratis. Como era sábado y no teníamos clases, fuimos mi hermano y... CONTINUAR LEYENDO

Si yo no hubiese

Por María Cecilia Garino

Levanto la vista y me cuesta creerlo. Mira hacia mí, pero no me ve. Tiene las manos en los bolsillos. Remera, jean, zapatillas. Lleva un diario debajo del brazo, como antes llevaba el skate. Aunque no podría decir exactamente por qué, el paso del tiempo se le nota. Se sienta a la ventana, cerca de la puerta. No se le ocurre pensar que a seis mesas de distancia estoy yo, sola, en el medio de la confitería, tomando un café con leche. No se imagina que después de treinta años, un día cualquiera, estamos coincidiendo en una confitería por Caballito. No fue hace treinta años. Fue hace veintisiete. No me animo ni a levantar la taza. ¿Habrá pensado alguna vez en encontrarme? ¿Habrá intentado olvidarme? 

... CONTINUAR LEYENDO

La vida, la muerte, el queso brie

Por Fernanda Cava

Papá y mamá estuvieron veinticinco años sin hablarse. Cuando pasaron los diez años de silencio recíproco, ninguno de los dos recordaba el motivo por el que habían dejado de decirse las cosas, pero el desprecio mutuo quedó, incluso creció, y se podía respirar en el ambiente con la densidad de una gelatina vieja. Ambos habían encontrado en el silencio un aliado incondicional, un arma, algo así como una pared donde apoyarse en los buenos y en los malos momentos.

Papá murió en el ‘83 y para mamá fue como si lo hubiera hecho a propósito. No le había alcanzado con veinticinco años de silencio, el viejo zorro además tenía que morirse primero. El día del funeral lloró con un desconsuelo adolescente, golpeó puertas... CONTINUAR LEYENDO

Grande

Por Frida Herz

no me siento ni bien ni mal

y esto debe tomarse

al pie de la letra.

 

Fabián Casas

Desierto

 

La última noche en Mar del Plata mamá nos dio piedra libre para la cena. Podíamos pedir lo que quisiéramos, pero no podíamos salir del hotel.

—A las doce los quiero en la cama. Cuidá a tu hermana y dejale la luz del velador prendida para que no tenga miedo —le dijo a Martín.

Deben haber sido más de las nueve cuando bajamos a comer, porque a las diez empieza el horario de protección al menor. Milanesas con papas fritas para mí... CONTINUAR LEYENDO

Malcom

Por Silvia Appugliese

Cuando conocí a Malcom yo tenía doce y él dieciocho. Le decíamos así, Malcom, como le gustaba a él que le dijeran, y nos pedía que le lleváramos una letra de una canción o una historia, cualquier cosa que pudiera servir para inspirarlo en el guión. Lo llamaba así él, el guión, y yo a los doce todavía no entendía plenamente a qué se refería y me imaginaba que guión era eso, una línea, un secreto, una línea secreta al final del camino. Yo era chica, pero me gustaba Malcom. Y entonces empecé a escribir, aunque yo nunca había escrito. Me gustaban las cuentas, no escribir. Pero me esmeraba. Me levantaba temprano, agarraba un cuaderno y escribía, a veces me parecía que Malcom me miraba desde la vereda de mi casa. La... CONTINUAR LEYENDO

UNA MUJER DE OTRA PARTE

Por Belén Carballo

La mujer llega al cruce caminando. Se queda ahí parada unos segundos, mirando la planicie monótona de la ruta. Después se larga a andar por la banquina. En los costados está lleno de cactus enormes entremezclados con árboles y arbustos. Todos tienen espinas. El camino es una estría abierta en el cuerpo del monte.

La mujer avanza con decisión, como si solo un ritmo sostenido pudiese llevarla adonde quiere llegar. Tiene puestos anteojos oscuros y un pañuelo atado en la cabeza para protegerse del sol abrasador. Le caen gotas de transpiración por las sienes y el cuello,  por la espalda, pegándole la ropa al cuerpo. Ahora entiende porqué la chica de la estación de servicio la miró como si estuviera loca cuando la... CONTINUAR LEYENDO

Té blanco

Por Cecilia Garino

Salgo de la fiesta y la veo. Las dos estamos solas. Ella dice que lleva un rato esperando. Tiene una valija y un paraguas. Pero lo extraño es la ropa. Lleva una pollera acampanada. Quiero darme cuenta de si tiene o no miriñaque. Es imposible un miriñaque, pero su pollera también es imposible. Además lleva un sombrero tipo hongo, pestañas larguísimas. Se me ocurre que es actriz, pero en la fiesta no hubo ningún show.

—No va a venir —insiste— el remís me dejó plantada.  

Una mujer me hace sentir torpe. No importa cuál sea el gesto. Abrir la puerta, convidar un cigarrillo. Lo que salga de mí, dirigido a una mujer que no conozco, me hace sentir incómoda. Sin embargo me escucho decir que puedo llevarla y ella acepta... CONTINUAR LEYENDO

Pages

newsletter

suscribite

DEJANOS TU EMAIL Y RECIBÍ LAS NOVEDADES